Inspectoría San José ::

 

· Don Bosco nació en I Becchi (pequeña aldea campesina situada cerca de Turín, al norte de Italia) el 16 de agosto de 1815. Recibió el ejemplo y los consejos de su madre Margarita. Vivió una infancia en pobreza y solidaridad. Mamá Margarita fue su primera educadora en lo humano y en lo cristiano.

·Conjugó en la educación de su hijo cariño, fe y exigencia. A los nueve años intuyó en un sueño que su vida estaría dedicada a la educación de los jóvenes pobres y abandonados. Comenzó a prepararse para esta tarea desde niño. Cuando apenas contaba con diez años entretenía a otros compañeros con juegos, narraciones, números de prestidigitación, malabarismos... y una sencilla instrucción religiosa.

· Su vida iba decantándose hacia esta misión. Trabajó en diversos oficios para pagarse sus estudios. Ordenado sacerdote en 1841, comienza a ayudar a los jóvenes más pobres que llegaban a Turín a buscar trabajo en plena revolución industrial. Según citan autores de la época: "Las casas de los obreros están en sótanos, en cada uno de los cuales se hacina toda la familia, sin aire, sin luz, mal olientes por la humedad y los desagües. En las fábricas no hay medidas higiénicas, ni más reglamento que el impuesto por el patrón. Un salario de hambre permiten una nutrición totalmente insuficiente.

· Su comida ordinaria es verdura hervida... A la fábrica van también los chiquillos, y su vida se convierte en un tormento. La fatiga (aguantan en pie toda la jornada laboral, está prohibido sentarse), el sueño, el cansancio provocan frecuentes accidentes laborales. Por otro lado, la vida de estos pequeños desgraciados resulta muy corta"
· Don Bosco busca la forma de mejorar la situación en la que se halla la juventud. Y para los jóvenes abandonados y necesitados crea nuevas iniciativas que garanticen una educación integral que les permita crecer con dignidad.

Más informacion