En el marco de la espléndida Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia se ha desarrollado hoy, día 3 de julio, el I Congreso de Escuelas Salesianas SMX-Zona Centro, superando ampliamente las expectativas de todos los participantes.

Conforme al horario previsto, a las 10:30 h el equipo de acogida daba la bienvenida a los mil participantes en este primer encuentro de educadores de las escuelas salesianas de la zona centro de la Inspectoría María Auxiliadora.

Luis Miguel Notario, coordinador de escuelas de la zona centro, presentó la jornada y animó en todo momento las distintas intervenciones de los participantes. La presencia del Conseller de Educación, Vicente Marzá, el Inspector salesiano Ángel Asurmendi, el delegado de escuelas de la Inspectoría, el salesiano Miguel Canino y la secretaria autonómica de Escuelas Católicas de la Comunidad Valenciana, entre otros invitados.

Las palabras de bienvenida y saludos oficiales corrieron a cargo del Conseller de Educación, Vicent Marzà y del Inspector, Ángel Asurmendi, destacando la necesidad de trabajar juntos en esta gran pasión por la educación reconociendo el trabajo que se hace en las escuelas salesianas, decía el Conseller. Por su parte, Ángel Asurmendi hizo una confesión pública diciendo que “no me gustaba la escuela, pero a la que inexplicablemente dediqué más de treinta años de mi vida, que es la gran tarea vocacional que hoy desarrolláis vosotras y vosotros con mucho esfuerzo y dedicación”.

La conferencia de la mañana fue presentada con autoridad por Adela Cortina, con una exposición muy centrada en el valor de la educación. Adela hizo caer en la cuenta de que “hoy es enormemente complicado organizarse la vida prudentemente con lo suficiente”, y puso un especial acento en lo que llama la necesidad de una ética cívica (educación moral, como imperativo categórico, según el pensamiento de Kant). La intervención de la profesora acabó diciendo que hoy se hace imprescindible una educación para la justicia y una educación para la gratuidad, y esto vale igual para una ética cívica-laica como para una sociedad cristiana.”

Todos los participantes aplaudieron la actuación del grupo musical BVocal, encandilando a cuantos pudieron disfrutar de este momento espectacular, con referencias continuas al buen hacer de los educadores.

La tarde estuvo ocupada por la conferencia de Javier Cebreiros, que centró su exposición en las tres formas de mirarnos o cómo nos miran, invitando a todos a pensar durante quince minutos diarios para hablar con nosotros mismos, y distinguir del cómo estoy y cómo aparezco. Evidentemente, decía, un niño que practica diez minutos diarios el piano y otro que no lo practica nada, dentro de diez años sabrá más el que lo ha practicado que el que no. Javier se dirigió a los profesores alabando el trabajo, animando la importante tarea educativa que hacen porque así es como se cambia el mundo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies