Estamos en vísperas de la celebración más importante en la vida de los cristianos: la Pascua. En estos días el papa Francisco nos ha regalado un documento o Exhortación Apostólica con el título de “Vive Cristo, nuestra esperanza”. Es el fruto del Sínodo habido en el mes de febrero pasado sobre los jóvenes. Nosotros, a través de nuestro Movimiento Juvenil “Cristo Vive”, proclamamos y afirmamos con nuestras vidas esta realidad que nos centra e ilumina.

Nuestra Casa Salesiana de El Campello y nuestra Inspectoría está comprometida en una campaña que hemos titulado “Primero los últimos”. Así hemos concretizado el objetivo más importante de nuestro Proyecto Educativo: La atención a los jóvenes, sobre todo los que están en riesgo de exclusión.

Estamos haciendo un camino de conversión y cambio en este tiempo de Cuaresma. Es en ese camino, la vida toda, donde nos encontramos con ese Cristo viviente, personalizado en los más pobres y necesitados. En ellos Jesús de Nazaret.

Luchamos y defendemos que como personas, como creyentes y como cristianos la solidaridad y el compartir es la respuesta al Cristo vivo, presente entre nosotros. Ese compromiso y entrega es nuestra seña de identidad. Como Familia Salesiana, Comunidad Educativa, tengamos siempre abiertos los brazos, el corazón y también los bolsillos para compartir con los que menos tienen, los que llaman a las puertas de nuestro corazón. Demos como respuestas no palabras ni discursos, sino la vida.

Compartir es partir con el otro cuanto somos y cuanto tenemos.

Francisco Vázquez. Director.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies